Archivado en | Destacados, Vida Cotidiana

Francisco Guerrero, un mes después

Publicado el 20 julio 2012 por manuguerrero


Como es una historia con mucho corazón -y además, está muy bien escrita- la alegoría de Francisco reivindicando la eutanasia activa ha sido leída por más de 2.000 personas y ha despertado el cariño y el abrazo de otros tantos lectores que, de una forma u otra, le han hecho llegar su comprensión. Ahora, un mes después, es Francisco quien agradece esa respuesta humana.

Vuelvo a acariciar las teclas de mi inseparable ordenador portátil cuando se ha cumplido un mes de la publicación de mi escrito alegórico en la página web de Manu Guerrero, periodista (redactor, reportero y presentador de televisión), para realizar una evaluación de todo lo ocurrido en este intenso mes, en el que he pretendido dar respuesta a todos los comentarios de la web, mail, mensajes a través de Facebook y SMS recibidos.

Antes de continuar, quiero mostrar mi agradecimiento a Manu por facilitar la difusión del expresado escrito. Igualmente mi más sincera gratitud para las miles de visitas (contabilizadas) que ha tenido mi alegoría. También, con especial cariño, para todos los que se han decidido a dejar su comentario en la web, para quienes han hecho clic en compartir en Facebook, para quienes han enviado el enlace a través de Hotmail y tantos otros que mi torpeza me haya hecho dejar sin mencionar.

En el transcurso de este mes nos ha visitado una agradable y simpática periodista para entrevistarnos, a mi familia y a mí, lógicamente mis respuestas las transformaban en sonido los altavoces de mi ordenador. La entrevista será transmitida por la Cadena Ser, como se puede deducir del tiempo verbal que utilizo, futuro, al escribir estas líneas aún no ha salido a antena ni conozco cuándo lo hará.

Me siento abrumado y halagado por la repercusión que ha tenido mi escrito. Tantas muestras de cariño… tantas de ánimo… tantas de comprensión…, tantas de apoyo… de amigos, de compañeros, de conocidos y de desconocidos. Personas amables, con gran capacidad de empatía y totalmente desinteresadas, todas con un objetivo común: darme su incondicional calor humano. Ha supuesto una respuesta tan apabullante que no habría imaginado en mis mejores sueños.

Hace unos treinta años descubrí, sin pretenderlo, una especie de terapia o, al menos, eso fue para mí y continúa siéndolo. Todo comenzó como voy a relatar a continuación:

Un día me encontraba muy mal anímicamente, problemas con la pareja o con el trabajo o con la familia, francamente, aquella primera vez no recuerdo qué provocó la decaída de mi estado anímico. Estaba solo en mi dormitorio, acostado y me resultaba imposible descansar. Me levanté, cogí un bloc, un bolígrafo y me volví a la cama, en la que me acomodé para poder escribir y comencé a plasmar en el papel todo lo que sentía que me estaba haciendo daño, con rabia y sin escatimar calificativos ni dejar nada sin referir, pero intentando hacerlo de la forma más correcta que sabía, es decir esmerándome en la redacción. Aquello me funcionó, no eliminando mis problemas, que continuaban estando allí, pero la sensación psíquica que experimenté fue como si hubiese estado cargando con un saco y, de golpe, se quedara la mitad del saco en el papel. Así que guardé lo que había escrito, no sin antes ponerle la fecha, y continué con mi vida. No recuerdo si fue un año o dos después me encontré en una situación similar, me acordé del bloc e hice lo mismo, consiguiendo igual resultado. Aquellos escritos los mecanografié y los fui nombrando “primer momento de aflicción”, “segundo momento de aflicción” y así sucesivamente. Con el paso de los años fui acumulando “momentos”, por suerte no muchos. Un día me puse a leerlos todos y comprobé que además del efecto terapéutico inmediato de descarga psicológica que me habían producido, había otra circunstancia de la que podía obtener beneficio y era que, si bien la mayoría de los escritos eran aleatorios en sus fechas y contenidos, sí había unos que, año tras año se repetían, y en los cuales tanto su contenido como las fechas en que los realizaba eran muy similares. Esto me llevó a analizar con más detalle el motivo de aquéllos y, si bien no estaba cien por cien en mis manos la solución, sí podía esmerarme aplicando estrategias para que aquello que me había llevado durante varios años a su redacción, poco a poco fuera, si no desapareciendo, disminuyendo.

El lector podrá pensar ¿y esto a qué viene? Pues bien, se trata de explicar cómo nació y evolucionó mi particular “autoterapia” y su última consecuencia “Esclerosis Múltiple Forma Primaria Progresiva y Eutanasia (Alegoría)”. La única pretensión era la misma que la de las anteriores, es decir, desahogarme psíquicamente, en este caso, tras llevar un año y medio encerrado en mi casa, con la mínima comunicación que puede tener una persona, sin dejar de ser comunicación, muchos otros síntomas de la enfermedad y los problemas que puede tener cualquier otra persona sana, en otros aspectos, como el de las relaciones familiares, con la diferencia de que mi capacidad de solucionarlos se encuentra reducida a la mínima expresión. Continuando con el símil coloquial que utilicé más arriba, el saco estaba rebosando.

Después nació la idea de hacerla pública y con ella la avalancha de satisfacciones que he recibido en este último mes. Si hacemos una estimación cuantitativa para expresarlo con mayor claridad, esto ha hecho, gracias a todos vosotros, que mi saco que en principio se descargó un treinta por ciento haya llegado a descargarse un sesenta por ciento. Obviamente, mis problemas no se han solucionado, pero la perspectiva que tengo ahora de ellos no me oprime psicológicamente con tanta presión.

No me cabe duda de que entre las miles de visitas que ha recibido mi artículo hay quienes no están de acuerdo con la legalización de la eutanasia, sin embargo, tal vez, por un mal entendido “respeto” a mi situación no se han decidido a dejar su comentario en la web. Otras por su cercanía afectiva conmigo se han quedado bloqueadas (como decía mi buen amigo Miguel en su comentario “…no sé qué decirte”), otras por salvaguardar su identidad, etc. A todas ellas las animo para que manifiesten su opinión en los comentarios de la web sobre la legalización de la eutanasia y el suicidio asistido como está en Los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. Si lo desean pueden hacerlo bajo un seudónimo, para preservar su identidad. Pero lo que realmente importa en democracia es hacerse escuchar, creando debate para manifestar nuestras convicciones y creencias, ahora que tenemos medios técnicos para expresarnos y que nuestras opiniones lleguen a muchas personas es el momento de aprovecharlos. De este modo evitar que quienes tienen el poder para cambiar las normas se apoyen en nuestro silencio para hacer lo que les convenga a sus propios intereses, sin tener en cuenta la opinión de la mayoría de la ciudadanía.

Muchas gracias a tod@s.

Francisco Guerrero

Córdoba, julio de 2012.

Artículos relacionados

23 Comentarios en esta entrada

  1. José Manuel Egea Gallardo Says:

    Ya conté en alguna ocasión que hay historias que le hacen a uno verse reflejado.
    Ya sabemos que casi todo está inventado, pero no deja de ser menos cierto que a medida que aprende uno esto le supone dejar atrás parte de la misma vida.
    Hoy, cuando esta vida a la que me refiero, mi vida, se vió deseada por el sabor, la pasión y el amor que alimenta la película titulada el Diario de Noa; trajo a mi mente, la visión dorada y dulce de alguien muy querido.
    Sentí también recorrer por mis venas la amarga dosis del desaliento, la impotencia y el miedo al mismo tiempo.
    Para entender a que me refiero es sin duda necesario ver o leer la historia de Noa. Pero te puedo decir que Noa es aquél que sabe el verdadero y único significado del amor.
    Noa es aquella persona que nos hace pequeños ante tanta pasión, coraje y valentía.
    Noa es el ideal puro y humano de todo compromiso.
    Noa no somos todos pero deseamos serlo.
    Noa es una dulce visión de la agridulce enfermedad de _Alzheimer_, esa muerte en vida que supone el devenir de tan dramático padecimiento.
    Este padecimiento que se une en reivindicar lo que mi compañero Paco pide en mayúsculas: LIBERTAD PARA DECIDIR SU PROPIO FUTURO.

  2. Francisco Guerrero Says:

    José Manuel, ni he visto la película ni leído el Diario de Noa, pero desde este momento tienes mi más firme promesa de que lo voy a conseguir, más pronto que tarde, y lo voy a leer o ver la película, dependerá de lo que caiga en mis manos antes. O las dos cosas, porque a las películas le quitan mucho “sabor”.

  3. Francisco Rios Says:

    Yo, como juez que me autoproclamé en el caso de Don Francisco Guerrero contra la Vida, en la que se dictó sentencia y se condenó a la vida a restituir al denunciante el respeto y dignidad arrebatados, y tras haber pasado un tiempo prudencial para que se lleve a efecto dicha sentencia,
    EXPONGO:
    Que segun declaraciones y testimonios aportados por el denunciante y otros, estimamos como muy positivas las acciones, mensajes y aportaciones humanas que la Vida le a ido haciendo llegar a traves de personas interesadas en apoyar la causa emprendida por D. Francisco.
    No por ello debemos olvidar que tras el fallo condenatorio, la acusada deberá seguir haciendole llegar, indefinidamente o hasta que el denunciante lo estime oportuno, y de manera continuada, muestras de arrepentimiento de su actitud para con el denunciante, materializandolas en continuos mensajes de apoyo y animo, y asimismo, rendirle cuentas periodicamente, de la indecorosa actitud demostrada hacia él, su familia y amigos, con los cuales asumirá tambien tener una deuda permanente, por su irresponsabilidad manifiesta en el caso que nos ocupa.
    Queda emplazada, la denunciada, a una proxima revision del caso en un futuro proximo, haciendole ver que las circunstancias en las que lleva a cabo su cometido, no son en muchas ocasiones las que etica y moralmente, dicta la razon y la cordura.
    Cumplanse estas directrices, por la acusada sin excusa ni demora.
    Es justicia que D. Francisco espera recibir de la acusada.
    En Cordoba a 20 de Julio 2012
    Paco Rios

  4. Adolfina Says:

    Hola Paco,como sabes quiero lo mejor para ti, y tu mejor que nadie sabes lo que es, yo suelo ser parca en palabras, pero siempre tienes mi apoyo incondicional, un beso.

  5. Francisco Guerrero Says:

    Hola Adolfina. Muchas gracias por ser amiga entre las amigas, estar tan cerca en estos últimos años y seguir estándolo. Tus palabras me reconfortan mucho porque sé que aunque sean escasas te salen directamente del corazón y su verdadero contenido llenaría muchas páginas. Un beso.

  6. Mª José Rodríguez Says:

    Hola Paco,mis ideas sobre la eutanasia son difusas. Soy persona que creo en la libertad de cada uno cuando esta libertad no afecta a otras personas. La libertad de decidir sobre nuestra vida, sobre morir dignamente, de decir basta ya, porque no puedo más es comprencible. Pero Paco siempre me hago una pregunta (por supuesto sin poder ponerme en tu piel te lo dije ya en otra ocasión) ¿cuanto sufrimiento puede causar a otras personas que se tiene alrededor? las cuales te quieren a su lado. Me es muy dificil decir que estoy de acuerdo, pero al mismo tiempo tampoco puedo decir que no lo este, vamos un lío. Pero lo que puedo decir es que aquellas personas que quieran decidir libremente sobre ello siempre tendrá mi apoyo y sobre todo mi admiración por su valentía. Un fuerte abrazo.

  7. Francisco Guerrero Says:

    Hola Mª José, te agradezco que hayas aportado tu opinión y visión sobre la eutanasia y el suicidio asistido en este debate que pretendo mantener vivo. Comprendo que para las personas que me habéis tratado y me queréis os resulte difícil participar, por eso mi agradecimiento es doble para todas vosotras. Un fuerte abrazo.

  8. María José Pedraza Says:

    Hola Paco, creo que sabes que puedes contar conmigo siempre. Esta guerra como cualquier otra que emprendas sólo puede terminar en victoria como todo lo que te propones. Cierto es que como siempre lo que pides no puede ser más que lo justo. Espero que esta “tu historia” que es a la vez la de tantos, consiga ampliar el derecho a ser libres. Gracias por todo el respeto que eres capaz de transmitir. Un beso

  9. Francisco Guerrero Says:

    Hola María José, mi amiga con mayúsculas. Desde que enfermé has estado a mi lado dándome esa amistad incondicional que todos deseamos, pero que pocos tenemos el privilegio de conseguir. Todas las semanas (durante los años que he podido hablar e ingerir alimentos con normalidad) he esperado con ansiedad ese rato que compartíamos tomando un café o un refresco, yo decía en ACODEM el día de nuestro encuentro “hoy me toca terapia de espíritu”, lo que realmente era para mí. Gracias por toda la felicidad que me has dado en nuestras conversaciones y por ser mi amiga. Siempre será un placer y un honor para mí contar con tu amistad. Un beso

    PD: disculpa la demora en responder. Problemas informáticos me han impedido contestar antes.

  10. Carmenchu Says:

    Aquí estoy de nuevo, para dar testimonio de que te sigo y para cumplir con la orden dada por el juez, la cual asumo con muchísimo gusto, de seguir mostrándote apoyo y ánimo hasta que consideres oportuno. Para decir que comparto contigo la terapia de la palabra, para reconocer que si bien no soluciona los problemas que nos acontecen, sirven para exortizar miedos y dimensionarlo todo a la medida de nuestras posibilidades. Querido y desconocido Paco, creo que nacemos para crecer, crecemos para aprender, aprendemos para ser y somos para compartir. Ahí está la magia, en que haya quien comparta con nosotros el viaje que nos ha tocado. Te acopompaño en este trocito de trayecto, porque como te dije eres Luz y me gusta seguir tu estela.
    Un abrazo

  11. Francisco Guerrero Says:

    Quiero aprovechar la oportunidad que me ofreces para retomar unas palabras que incluiste en tu anterior comentario “somos “sensibles durmientes” hasta que los acontecimientos nos tocan de lleno y nuestra sensibilidad se activa”. Bueno, esto es totalmente cierto y muy humano sobre todo aplicado a la eutanasia, unas personas creen que no les va a tocar a ellos y la inmensa mayoría no se quieren ni plantear el asunto de la muerte, así que prefieren ignorarlo como si no formara parte de la propia vida. Pero no es menos cierto que como toda regla tiene sus excepciones y ésta las tiene, y grandes, gracias a ellas avanzamos en derechos y libertades. Buen ejemplo de ello lo tenemos en los comentarios a mis dos escritos. Ahora permíteme que hable un poco sobre mí, referente a la eutanasia, y cómo conocí a grandes luchador@s para conseguir que seamos más libres: hace unos doce o catorce años (estaba “sano”) me planteé realizar un escrito ante notario que contemplara la eutanasia para el caso de que me encontrara en una hipotética situación futura en la que no pudiera expresar mi voluntad y hubiese sido legalizada. Por consiguiente, me personé en una notaría e informé al oficial de mi pretensión, el cual se lo transmitió al notario y me dijo que lo que yo quería no se podía realizar porque no estaba legalizada la eutanasia. Yo me marché y, como sensible durmiente, no fui al Colegio de Notarios para saber si aquella persona estaba anteponiendo sus creencias a sus obligaciones como notario. En 2003 se aprobó una ley Andaluza que contemplaba la Declaración de Voluntad Vital Anticipada. En cuanto la conocí, fui de los primeros que realizó la Declaración. Unos años más tarde me enteré de la existencia de la Asociación DMD (Derecho a Morir Dignamente), solicité mi admisión como socio y fue ahí donde conocí a grandes luchador@s para conseguir libertad para todos, incluidos los “sensibles durmientes”.
    Muchas gracias por el apoyo y ánimo que me brindas, lo cual me ayuda mucho en mi lucha diaria.
    Mi apreciada y cada vez menos desconocida Carmenchu es para mí muy grato saber que cuento con tu compañía en este capítulo de mi vida, pero no consiento que me sigas, quiero tenerte a mi lado, en paralelo, porque tú también eres luz que me gusta contemplar.
    Un abrazo

  12. Ana Says:

    Paco, he leído las dos publicaciones y bueno, hacen reflexionar, por un lado tu alegoría que hace pensar en muchas cosas y despertar de esa “sensibilidad durmiente” que leí en algún comentario y por otro lado ver la cantidad de gente que te quiere, te aprecia y que te ayuda con sus comentarios.
    Cuenta con mi apoyo y admiración y sobre todo cuenta con mi “respeto”, porque creo que al final se trata de eso, de “respetar” algo tan fundamental como es el derecho a decidir sobre la vida de uno mismo.
    Un abrazo y para lo que necesite, aquí estoy.

  13. Francisco Guerrero Says:

    Ana, muchas gracias por tu apoyo, admiración, respeto y predisposición. Yo te admiro y respeto, creo que en los respectivos roles que desempeñamos en el contexto que nos conocemos te lo he demostrado. Respecto a mi predisposición es total, pero lamentablemente es bastante poco.
    Un abrazo.

  14. isabel vilches Says:

    Hola paco, ya sabes lo torpe que soy con el ordenador, pero lo que quiero decirte, que tu alegoria me ha llegado al alma, que siempre me tendras a tu lado y que te quiero un monton. Respeto y comparto el derecho de decidir sobre uno mismo. Un beso.

  15. Francisco Guerrero Says:

    Hola Isabel. Muchas gracias por ese cariño, que sabes que es recíproco. Aunque llevamos algunos años sin vernos, nos intercambiamos correos a través de Hotmail casi a diario y en mi mente te tengo siempre presente. Un beso

  16. Margaret Says:

    Hola Paco,he tenido que pensar mucho en mi situación despues de leer tu Alegoria y pasar tan mal este verano. Se han acumulado muchas cosas, una de los cuales era no tener fuerza para andar, otra era fallar la voz.
    No tenia mas remedio que reflexionar sobre mi futuro, y tus palabras.

    Sin embargo, sigo pensando lo mismo que hace 40 años. Cada persona es dueño de su persona, y por mucho que piensan los demas que este equivocado uno, ese derecho tiene que perdurar.
    En UK hubo hace pocos años mucha publicidad de una señora que revindicaba ese derecho y necesitaba la ayuda de su marido. Luchó mucho para que su marido no se quedara implicado criminalmente. Creo recordar que lo consiguió, que no detendrian a los que ayudasen. ( Su ayuda era llevarla a Suiza a una clínica)

    Tienes razón en lo terapeutico que es escribir. Hace unos años durante una mala racha de salud escribí una docena de poemas. Todavia me soprendo de lo bien que salieron.

    Lo que me alegro mas es que ni tu ni yo hemos perdido nuestra “voz” y la tecnologia nos esta haciendo un favor incalculable. Abrazos

  17. Francisco Guerrero Says:

    Hola Margaret. No te puedes imaginar cuánto lamento el daño que estás sufriendo este verano. No obstante, no debemos pensar que la pérdida de algunas batallas supone el final de la guerra. Debemos ser valientes y luchar mientras consideremos (nosotros, no terceras personas) que la guerra continúa. Desde que escribí la Alegoría, en el mes de mayo, ya he perdido un par de batallas, así que en este asunto creo que podemos entendernos y comprendernos muy bien.
    Como muy bien dices, gracias a las nuevas tecnologías tenemos “voz”, a las que debemos algo tan importante para el ser humano como es la posibilidad de expresar sus ideas.
    Estimada y desafortunadamente compañera de “sentencia injusta, torturadora e inhumana” quiero que sepas que me tienes a tu entera disposición, a pesar de ser consciente que lo que puedo ofrecer no es demasiado.
    Un fuerte abrazo.

  18. HILY Says:

    Hola Paco no puedo por menos que alabarte, pienso igual que tu pero no se expresarlo tan bien, estoy afectada pero no en el grado que lo estas tu, si llego a estar en tu situación espero no tener que sufrir, para tener que dejar, de hacerlo, no recuerdo los años, pero previniendo lo que pueda pasar con mi movilidad, y de mas limitaciones que me pueda acarrear la loca, esta que sin llamarla, se instalo en mi cuerpo, en el año 1989, decidí hacer mi testamento vital, dejar echa mi ultima voluntad,, que hasta donde les alcance la cuantía, de mi entierro, ( e donado mi cuerpo a la investigación) se vallan mi familia, mas allegada, marido, hijo, propio, hijos de mi marido, y mis mejores amigos a degustar comida, o cena por mi descanso, pero se que si llega ese mal días que me encuentre con limitaciones, como para tener que depender de los de mas, para hacer, las cosas mínimas de mi vida diaria, quiero descansar, que me dejen decidir, por mi misma, aunque lo veo muy dificultad, que los jueces, de la vida democrática que nos a tocado, vivir,me dejen firmar mi sentencia, sin importarles, que sea mi decisión, la cual la plasme en papel cuando la loca que se instalo, en mi cuerpo, no me tenia incomunicada, para hacer una vida digna, como nos merecemos, por ser personas, que nos hemos dedicado, cuando no teníamos a la loca,a ser parte activa en la sociedad, trabajadoras, cumplidoras, con nuestras familias, amigos ayudando en todo lo que se nos podía, cruzar en nuestro camino, sin ser unos tirillas, chorizos,mira no se como terminar, solo se que quiero que se cumpla lo firmado hace años por mi. Estoy contigo, te apoyo, y te deseo suerte, y que la loca no te coma mas terreno, para que sigas siendo útil, como lo estas siendo con tus alegorías. UN FUERTE ABRAZO de tu colega de ESCLEROSIS MÚLTIPLE. Hily.

  19. Francisco Guerrero Says:

    Hola Hily. Agradezco profundamente tu apoyo, que me desees suerte y tu compañía virtual porque todo ello me da fuerzas para continuar con la lucha, que tan difícil es llevar en solitario…
    Estimada y desconocida colega espero y deseo que la “loca” te trate bien y, si es posible, que los científicos consigan acabar con esta “loca canalla” a tiempo, al menos para quienes no os ha atrapado muy fuerte.
    Un fuerte abrazo.

  20. Rafael Ruiz Says:

    Hola Paco
    Hoy (29/10/12)acabo de enterarme de tu situación a raíz de una noticia escuchada en la radio y me he quedado completamente planchado.
    No sé si te acordarás de mí, pero tú fuiste y sigues siendo uno de los mejores recuerdos de mi época de operario de la Policía Local y eso a pesar de que nuestro trabajo no era precisamente agradable. Tener como compañero a alguien como tú, sensible, educado, atento, culto y, sobre todo, buena persona, era mucho más de lo que yo esperaba de aquel trabajo. Los ratos de desplazamiento a los servicios, que habitualmente yo dedicaba a repasar los apuntes de mis próximos exámenes, con gusto los dedicaba a charlar contigo sobre los más variados temas. Y recuerdo bien cómo a veces te gustaba hacer de abogdo del diablo para comprobar la fortaleza de los argumentos de la otra parte.
    Te deseo lo mejor, sea cual sea la opción que tu consideres como tal, porque estoy seguro de que lo habrás decidido con el mejor criterio y la mejor voluntad para ti y para los que te quieran.
    Me gustaría poder echar una mano en lo que necesites.
    Un fuerte abrazo

  21. Francisco Guerrero Says:

    Hola Rafael
    Por supuesto que me acuerdo de ti y con más frecuencia de lo que puedes imaginar (soy lector activo de la biblioteca que diriges), porque como tú bien dices aquel trabajo ingrato, incluso mal visto por muchos ciudadanos (normalmente nada solidarios), se hacía ameno gracias a las conversaciones que mantenía contigo, con un nivel cultural que me superaba con creces y ese punto de calidad humana que ponías en todos los temas que tratábamos, tanto profesionales como de otros asuntos.
    Me resulta muy grato tener noticias tuyas, después de tantos años sin vernos ni comunicarnos.
    Muchas gracias por tus deseos y predisposición.
    Un fuerte abrazo.

  22. Margaret Says:

    Pregunto: ¿Porque la gente se esfuerzan en ayudarte cuando ven que tienes dificultades e insisten en hacer las cosas/tareas que ELLOS consideran que TU necesitas, en vez de hacer lo sensato que preguntar lo que necesitas a TI? No quiero parecer desagradecida pero a veces es dificil callarse.

    A propósito, juro no volver a comprar un regalo a nadie basandome en mis gustos, que es lo mismo pero mas agradable…………
    Bueno he dicho mi chorrada del día.

  23. Como Tramitar Says:

    muy buenos dias acabo de enterarme de tu web y la verdad es que me parece super bueno no sabia de mas personas interesadas en estos temas, aqui tienes un nuevo lector que seguira visitandote quincenalmente.

Responder

¿Conectamos?

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram
  • Google Profile
  • YouTube

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.