Archivado en | Destacados, Vida Cotidiana

Córdoba irresistible

Publicado el 15 abril 2013 por manuguerrero

córdoba

Con la explosión de la primavera, Córdoba se convierte en una inmejorable experiencia para los sentidos, para los amantes del viaje y los placeres mundanos. Es por eso que abril y, muy especialmente, mayo sean los mejores meses para conocer la vieja ciudad califal, aunque, por supuesto, durante todo el año el visitante podrá ser seducido por los 1001 encantos de esta urbe andalusí.

A medio camino entre Sevilla y Granada, bien merece Córdoba dedicarle, mínimo, dos o tres días para contemplarla con justicia, ya que es mucho más que la típica entrada a su Mezquita (posiblemente la más bella del mundo) y un paseo por la judería (el trocito más grande del planeta declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad), pues es imprescindible acercarse a Medina Azahara (a 8 km de la capital), entrar en la Calahorra, en el Alcázar de los Reyes Cristianos, la Sinagoga, el Museo Julio Romero de Torres, el Museo Arqueológico y el Museo de Etnobotánica, así como descubrir rincones con encanto como la Calleja de las Flores, la Plaza de la Corredera, la Plaza de las Tendillas, la Plaza del Potro, la Plaza de Capuchinos, la Cuesta del Bailío, la Calleja del Pañuelo o la Plaza Jerónimo Páez. Sin olvidar, por supuesto, que Córdoba cuenta con un legado impresionante de edificios religiosos de tradición católica, como las iglesias de San Lorenzo, San Nicolás, San Miguel, San Pablo, San Agustín o Santa Marina.

A lo largo del mes de mayo, además, el visitante podrá participar en un amplio programa de fiestas totalmente abiertas y accesibles para el turismo como las cruces de mayo o los patios y que culmina con la feria de Nuestra Señora de la Salud, donde miles de cordobeses y forasteros comparten la alegría y la viveza de la tierra.

salmorejo

Dónde comer

En los últimos años Córdoba ha diversificado sustancialmente su oferta gastronómica, de modo que a día de hoy conviven en la ciudad la comida tradicional (cada vez más presente en el resto de España) y la más vanguardista, ajustadas a muy diversos paladares y bolsillos.

Uno de los restaurantes clásicos de la ciudad es Bodegas Campos, un sitio donde degustar la cocina tradicional cordobesa de primer nivel. A la par, El Churrasco, Casa Pepe de la Judería y El Caballo Rojo, posiblemente el lugar de mayor solera en Córdoba y uno de los más famosos. Todos ellos podríamos encuadrarlos dentro de la alta cocina tradicional. A ese nivel pero en versión moderna destacaríamos el Restaurante Choco, cuyo mando está en manos del prestigioso Kisko García (una estrella Michelín.)

En cuanto a restaurantes más asequibles, nuestra recomendación pasa por dos establecimientos fundamentales:  Taberna Salinas y La Cazuela de la Espartería. Ambos merecen una visita obligada. En primer lugar por su decoración, puramente tradicional, pero también por su exquisita cocina: naranjas con bacalao, salmorejo, flamenquín, cochifrito, berenjenas a la miel, guisos de la tierra y otras recetas con reminiscencias mozárabes. Tanto en uno como en otro se puede comer por menos de 20 euros por persona, vino incluido. Su relación calidad-precio es altamente competitiva.

Otros restaurantes recomendables son La Fábrica, Sociedad Plateros, Taberna Rafalete, La Abacería, Garum 2.1, El Juramento, El Anticuario… Todos ellos son lugares donde suelen comer los cordobeses, por lo que tienen unos precios ajustados a la calidad y al servicio que ofrecen.

Además de estos restaurantes o tabernas, están proliferando otros establecimientos, más informales, donde sirven tapas gratuitas con la consumición. Lo anuncian con grandes carteles en la puerta y, generalmente, se ubican entre la Plaza de las Tendillas y la Corredera, dos lugares claves para el turista.

De copas

No te será difícil encontrar un lugar en Córdoba donde sentarte y tomarte un buen vino de la tierra. Es imprescindible probar el fino de Montilla-Moriles (déjate recomendar por los camareros) y el Pedro Ximénez, un vino dulce que suele acompañar a los postres pero que sienta estupendamente a cualquier hora del día.

Para las copitas, muy recomendable pasar por el Sojo Ribera (uno de los lugares más de moda), Góngora, Moma, Glace, Los Templarios… Y mención aparte dos: El Café de La Luna (un pequeño museo del pop-rock español, donde podrás tomarte un trago junto a una camisa de Antonio Flores, un smoking de Loquillo o una guitarra de Rosendo o Joaquín Sabina) y el Long-Rock, una sala donde habitualmente pinchan una música diferente y muy divertida (desde Michael Jackon a Raphael, desde Los Beatles a Nino Bravo o desde la Carrá a los Blue Brothers). Eso sí, si escuchas My way de Frank Sinatra y tienes aún la copa a medias, date prisa porque están chapando. Se ha hecho de día y esa es buena señal. 

Para los que buscan mover el cuerpo a ritmos más actuales, el ya mencionado Góngora, La Posada de Babilonia o Palazzio.

baños árabes

Un regalo de despedida

Córdoba es una ciudad para pasearla. Para, además de visitar todos esos lugares que hemos enumerado, perderse por sus callejuelas y dejarse embriagar por sus aromas, sus vistas y su gente. Por eso, es muy probable que acabes cansado y necesites reponerte. O sencillamente quieras poner un broche de oro a tu estancia en la ciudad.  Un regalo que te puedes hacer -y del que no te arrepentirás- es entrar en los baños árabes. Será una experiencia inolvidable porque durante dos horas te sentirás como un califa de Al-Andalus. Aguas a diferentes temperaturas, un juego espectacular de luz, música andalusí, té moruno y un masaje (optativo) que te llevarán directamente a la gloria. Si optas por este homenaje recuerda llevarte bañador, todo lo demás te lo prestarán allí.

 

Artículos relacionados

1 Comentarios en esta entrada

  1. Lavonne Z. Witt Says:

    La Plaza del Potro, de estilo renacentista, se encuentra situada en pleno centro de Córdoba y es uno de los rincones más visitados de la ciudad.Debe su nombre a la fuente situada en ella, coronada por la figura de un potro.En esta plaza encontramos la Posada del Potro, actualmente en obras, mencionada por Cervantes, el Museo de Bellas Artes y el Museo Julio Romero de Torres .

Responder

¿Conectamos?

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram
  • Google Profile
  • YouTube

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.